«Una de las fortalezas del estudio es que la información recogida se basa en datos de exposición personal» 

Ya tenemos los primeros filtros de la cohorte BiSC!

En esta imagen podemos ver los diferentes tonos que tiene la calidad del aire en Barcelona.

Filtros de diferentes participantes que recogen las partículas en suspensión den menos de 2,5 micras

Gracias a la colaboración de las madres embarazadas que llevan una mochila con diferentes instrumentos durante 48 horas, podemos medir la exposición personal a la contaminación del aire de cada participante. Los filtros corresponden a 48h de muestreo personal de cada voluntaria y recogen partículas en suspensión (PM2.5) de menos de 2,5 micras. Posteriormente, se analiza la gravimetría y la composición de cada filtro, y se correlaciona con otros datos recogidos, tanto de la madre como de factores ambientales.

«Una de las fortalezas del estudio es que la información recogida se basa en datos de exposición personal (dosis inhalada) y permiten hacer una evaluación a la exposición individual a la contaminación atmosférica de nuestra ciudad.»

Noticia redactada por Laia Vicens, que forma parte del equipo que evalúa la exposición a la contaminación atmosférica del proyecto BiSC.